Mito de Utkatasana

No es un silla fácil, sino más bien un trono.

El mito de utkatasana no se trata de un silla, sino más bien un trono.

 

La traducción literal de la palabra “utkatasana” del sánscrito es “postura poderosa”.

 

A nivel profundo, Utkatasana enseña cómo encontrar un poderoso asiento dentro de tu pelvis, en el centro de tu cuerpo.

mith of utkatasana

Su origen lo encontramos en la mitología hindú, concretamente en el Ramayana, un poema épico escrito hace miles de años.

 

Históricamente en India, las sillas eran poco comunes, la mayoría de la gente se sentaba en el suelo.

 

La gente de la realeza se sentaba en sillas elevadas o tronos, lo que los elevaba por encima del resto.

 

Esto los hacía más visibles para el darshan, ese acto de ver y ser visto que une a un rey o deidad con el pueblo.

 

El Ramayana cuenta la historia del exilio, las aventuras y el regreso del Señor Rama a su reino de Ayodhya.

 

En realidad es, en cierto sentido, una historia sobre una silla o un trono.

rama
Rama

La acción comienza con la madrastra de Rama, la reina Kaikeyi.

 

Ella exige que Rama, el sucesor previsto, no sea coronado rey.

 

Que su hijo Bharata, en su lugar, ocupe el trono, siendo Rama enviado al exilio durante catorce años.

 

Pero el hermano de Rama, Bharata, se negó a ocupar el trono que sabía que no merecía.

 

En cambio, colocó un par de sandalias de Rama en el asiento real para enfatizar la ausencia de su dueño.

La filosofía india identifica varios tipos específicos de ausencia:

Antyata Bhavam se refiere a la ausencia de algo que siempre ha estado en un lugar particular, pero no está allí ahora.

 

Su ausencia es palpable. Las sandalias de Rama en el trono expresan este tipo de ausencia.

 

Un trono es más que un mueble imponente. Simbólicamente, transmite el poder, la autoridad de quien lo ocupa y la responsabilidad.

 

Un gobernante digno, un dharma raja, debe proteger y servir a su pueblo de acuerdo con el dharma, el orden divino.

 

Esta es una gran responsabilidad.

 

Todos en Ayodhya, excepto Kaikeyi con su pensamiento distorsionado, sabían que Rama era la mejor persona posible para ser rey.

 

Cuando Bharata colocó las sandalias de Rama en el trono, dramatiza su propia posición.

 

Se considera a sí mismo como alguien que no era digno de ocupar esos zapatos.

 

Las sandalias enviaron el mensaje: El verdadero rey, Rama, está ausente; Haré lo mejor que pueda para representarlo.

 

Esta es la historia detrás de esta postura tan poderosa y beneficiosa.

 

La próxima vez que practiques esta postura piensa en el trono que estás representando, con todo el poder que eso conlleva.

aerial yoga ytt

“Eleva tu práctica: Profesorado de Yoga Aéreo fusionando tradiciones y modernidad.”

fly yoga teacher training bali
× Hi 🖐🏼 Hola